No es la primera vez que os contamos los beneficios que tiene el té para la salud y el día a día de las personas, pero ahora contamos con un nuevo estudio que refuerza uno de sus beneficios, en este caso en las personas mayores y su deterioro cognitivo.

El estudio del que hoy queremos hablaros ha sido dirigido por Feng Lee, del Departamento de Medicina Psicológica de la Escuela de Medicina Yong Loo Lin, de la Universidad Nacional de Singapur, y en él han participado 957 chinos de 55 años.

La conclusión ha sido que, beber té, una sola taza basta, reduce en un 50% el riesgo de deterioro cognitivo en personas mayores, y en hasta un 86% en aquellos individuos con riesgo genético de padecer la enfermedad del Alzheimer.

La investigación apunta a que este consumo constante puede alejar la demencia, especialmente para aquellas personas con predisposición genética al Alzheimer.

Además, este estudio también ha dejado de manifiesto que el papel neutro-protector para la función cognitiva del consumo de té no se limita a un tipo particular de té siempre y cuando el té esté elaborado a partir de hojas de té.